Las llamadas fake news se han vuelto un tema de actualidad, ¿pero cómo podemos identificar una al verla, cómo son las noticias falsas?

Internet ha hecho posible que las noticias se difundan más rápido que nunca. Redes sociales como Twitter o Facebook provocan que nos enteremos de las noticias antes de que aparezcan en el telediario. Y que cualquiera pueda ser la fuente puede ser muy bueno, y puede ser muy malo al mismo tiempo.

Esto ha provocado, como efecto colateral, que aparezcan las ‘fake news’. Noticias falsas que se esparcen como la pólvora en Internet y redes sociales. Fake news que tienen a gigantes como Google o Facebook en pie de guerra. ¿Pero qué es una noticia falsa, para empezar?

¿Qué son las noticias falsas?

Una noticia falsa es una noticia que difunde bulos, propaganda o desinforma, todo ello haciéndose pasar por una noticia de verdad. Todo esto se hace a partir de unos intereses, es decir, la noticia falsa se crea para obtener un beneficio (de eso hablaremos justo ahora). Y, gracias a las redes sociales, las noticias falsas circulan rápidamente antes de ser desmentidas.

Además de aprovechar el poder de las redes sociales, las noticias falsas también usan otros trucos para pasar por reales. Hacer que la página web sea similar a la de un medio reputado para confundirnos, simular que son la compañía afectada, o incluso que una red de páginas de noticias falsas se apoyen entre ellos para darse credibilidad.

Puede parecer un fenómeno nuevo, potenciado por hechos como el Brexit o el nombramiento de Donald Trump. Pero las noticias falsas siempre han existido, no son una novedad. Ahora juegan un papel mayor, pero llevan existiendo mucho tiempo. Lo único que ha cambiado es que las noticias falsas ahora se distribuyen mucho más rápido.

¿Qué tipos de ‘fake news’ existen?

Porque ojo, no todas las fake news son las mismas. Podríamos decir que existen diferentes tipos según qué objetivos quieran alcanzar.

Virales

Y no te creerás lo que pasó después. Todos conocemos este tipo de noticia atractiva que nos cuenta algo alucinante, que resulta surrealista y termina volviéndose viral. Un buen ejemplo es aquel vídeo del águila llevándose a un bebé, siendo confirmada la mentira después.

El objetivo en este caso está claro: la idea es hacer la noticia viral y conseguir que aumenten los visitantes y los seguidores. Da igual que se termine revelando que la noticia tan espectacular es falsa: ya ha cumplido su función de atraer visitas.

Cuidado, no tenemos que confundir esto con el llamado clickbait. Clickbait es una desconexión del titular con el artículo hecha para atraer visitas, pero el artículo sigue siendo real. Una noticia falsa va a contar con titular y contenidos falsos.

Política

Probablemente de las que más se habla en la actualidad. Debido a grandes acontecimientos como el Brexit o las elecciones de Estados Unidos, se ha debatido mucho sobre cómo han podido afectar las ‘fake news’. ¿Cuánto peso han tenido en las votaciones, cuánto han podido influir a los ciudadanos?

Mucho se ha hablado de fake news a lo largo de la elección estadounidense, y sigue siendo un debate actual. Los republicanos se han apropiado del término para describir a las noticias que van en contra de los objetivos demócratas. También es bien conocida la posible interferencia rusa a través de estos medios.

Pero no sólo afecta a EEUU. Países como Alemania, Italia y Francia han tenido su dosis de noticias falsas. Se cree que el origen de las noticias falsas está en Rusia, Macedonia, Rumania y EEUU.

Deportivas

Parece una tontería escribir noticias falsas sobre los deportes, pero no lo es en absoluto. Además de poder confundir a directivos y aficionados, las apuestas mueven millones de euros. Una bulo que ponga desfavorable a un equipo (como la baja de un jugador estrella) puede condicionar y mucho las apuestas. Aunque el mundo de las apuestas deportivas es para dar de comer aparte.

Financieras

Siguiendo la línea de los deportes, las noticias falsas pueden afectar a todo un mercado de valores. Por ejemplo, una noticia falsa puede inflar (o desinflar) las expectativas de una determinada empresa. Esto tiene una reacción en la bolsa, cierto grupo de inversores se aprovecha de antemano, y para cuando se descubre la mentira han conseguido una millonada.

Todo esto puede parecer una tontería, pero las ‘fake news’ pueden costarle millones a una compañía. El mejor ejemplo nos lo encontramos en Vinci, una empresa francesa que vale miles de millones de euros. Una noticia falsa, y encima mal hecha, supuso que la compañía bajase un 19% en bolsa.

Errores humanos

Pero no siempre se crea una ‘fake news’ por interés económico. Los medios y demás páginas tienen a personas detrás, y los humanos nos equivocamos. Y a todos, incluyendo grandes medios de prensa, se nos puede colar alguna noticia falsa como verdadera.

¿Qué diferencia las ‘fake news’ de las noticias satíricas?

No debemos confundir todo esto con las noticias que podemos leer en El Mundo Today, The Onion o Daily Snark. Estas páginas web no ocultan en ningún momento que son satíricas. Y las noticias no pretenden engañar a nadie, están escritas en tono humorístico. Otra historia es que algún internauta descuidado se la trague.

Las 10 webs de noticias falsas más famosas del mundo

¿Cómo puedo identificar una noticia falsa?

  1. Pregúntale a tu instinto. ¿La noticia te resulta sospechosa? ¿Cuál puede ser el interés de que haya sido publicada? ¿Parece demasiado oportuna para ser cierta?
  2. ¿Cuál es la fuente de la noticia? Si no se identifica la fuente de la información en ningún momento, o es sospechosa, desconfía.
  3. ¿Dónde estás leyendo la noticia? ¿Se trata de un medio reconocido, o es una página que no has visto en la vida?
  4. ¿Todavía tienes dudas? Existen medios especializados en comprobar noticias controvertidas.
    1. Páginas como Snopes.com o FactCheck están volcadas en comprobar las noticias controvertidas de la política estadounidense
    2. En España también tenemos iniciativas para contrastar noticias: Hechos (El País), ‘La Buloteca’ o ‘Guerra a la mentira’ (Lab RTVE) son algunas de ellas.

Y, sobre todo, sé escéptico con las noticias que te bombardean en Internet. Nunca, nunca, nunca te fíes sin más porque te lo haya enviado Fulanito o te haya aparecido en el feed de Facebook. Os sorprendería saber lo mucho que ocurre esto.

¿Las ‘fake news’ están cambiando Internet?

Quizás lo peor de esta historia es que está sentando un precedente muy peligroso. Los gobiernos están exigiendo que las redes sociales sean quienes hagan de filtro ante las noticias falsas. Incluso amenazando con multas por cada día que una noticia falsa esté en la red social. Y Facebook ya ha tomado partido comenzando a filtrar noticias falsas en Alemania y en Francia, próximas a sus elecciones generales.

Ahí es donde entra el gran problema. Estamos dando carta blanca a que gigantes como Google o Facebook controlen el flujo de información que recibimos. Y en principio lo hacen por una causa justificada, detener la difusión de noticias falsas. ¿Pero quién impedirá que detengan noticias que no se ajusten a su visión como empresa, por ejemplo? ¿Quién vigila al vigilante?

Facebook tenía la solución a las noticias falsas, pero tenía miedo de usarla contra Trump

Las elecciones de EEUU fueron el motivo por el que las noticias falsas de Facebook no se eliminaron. Facebook tenía miedo de influenciar las elecciones.

La entrada Anatomía de las noticias falsas: qué son y cómo están cambiando Internet aparece primero en Omicrono.