envíos de Amazon a la Luna

El nuevo plan de envíos de Amazon a la Luna no es una broma pesada, va muy en serio.

Da la sensación de que el espacio vuelve a estar a nuestro alcance, aunque sea gracias a iniciativas privadas como SpaceX y Blue Origin.

SpaceX presentó hace pocos días su primer viaje turista al espacio; dos personas darán una vuelta alrededor de la Luna antes de volver. Se trata de una misión importantísima para el futuro de la exploración espacial. Pero sobre todo, la demostración de que SpaceX podrá enviar astronautas a nuestro satélite y más allá.

Elon Musk enviará a dos turistas espaciales alrededor de la Luna

Elon Musk ha anunciado que dos personas se han apuntado al primer viaje de turismo espacial de la compañía alrededor de la Luna.

Jeff Bezos quiere ofrecer envíos de Amazon a la Luna

Blue Origin no ha querido quedarse atrás, aunque su objetivo es diferente; la compañía de Jeff Bezos, CEO de Amazon, quiere convertirse en la empresa de mensajería espacial del futuro. Y es tan chulo como implica el nombre.

El borrador de su nuevo proyecto, presentado esta semana ante la NASA y la administración Trump, consiste en una nave de carga que transporte todo tipo de materiales, e incluso personas, a la Luna.

Bezos cree que ya va siendo hora de que EEUU vuelva a la Luna, después de tantas décadas sin pisar el satélite. Pero si vuelve, no debería hacerlo sólo de manera simbólica, para plantar una bandera y poco más; la vuelta a la Luna debería ser para quedarse, asegura, para establecer una colonia lunar permanente.

Una nave de carga que transportase los materiales, herramientas y vehículos necesarios para construir esa colonia sería por lo tanto algo imprescindible. La alternativa de Blue Origin sería capaz de transportar más de 4.500 kilogramos de materiales; sería compatible tanto con el cohete Atlas V como con el New Glenn desarrollado por la propia Blue Origin.

El plan para montar una colonia lunar permanente

El plan presentado implicaría establecerse cerca del polo sur de la Luna; el motivo es que esa zona es la que está iluminada durante más tiempo y permitiría aprovechar mejor los paneles solares. Además, estaría cerca de una fuente de hielo de agua; que puede ser usada no sólo para consumo humano, sino también para crear combustible en la propia colonia.

Un plan como este será costoso, pero Bezos está dispuesto a usar su propio dinero para financiarlo; a cambio, pide que la NASA se involucre en el proyecto, aportando su experiencia y conocimientos.

El proyecto aún no tiene nombre, pero si una fecha: julio de 2020. Para entonces, en Blue Origin creen que podrán ofrecer este servicio de transporte a la NASA, pero probablemente también a organizaciones privadas que estén interesadas en llegar al espacio.

Ese es el objetivo último de Blue Origin, y por extensión, de SpaceX; popularizar los viajes espaciales, que cualquiera pueda ir más allá del globo terráqueo sin necesidad de décadas de trabajo e inversiones.

La entrada El CEO de Amazon quiere enviar pedidos a la Luna, y va en serio aparece primero en Omicrono.