La pantalla OLED se está convirtiendo en un rumor demasiado intenso ya de cara al iPhone de 2017. Lo que si es bastante evidente, es que Apple va a terminar por presentar durante este año una edición añadida a su iPhone habitual, como bien sabéis, según el imperio de la lógica, llegará el iPhone 7s y el iPhone 7s Plus, pero esta vez acompañados de una versión de cara a conmemorar el décimo aniversario del lanzamiento del iPhone original. Sin embargo, lo que hoy nos trae aquí es la combinación entre un panel OLED y para la pantalla y la tecnología 3D Touch. Efectivamente esto parece ser más caro de lo que nos podíamos imaginar, otro motivo por el que el iPhone de 2017 superaría los 1.000 euros de entrada.

Según reporta KGI, otro “analista”, el módulo que haría funcionar el 3D Touch en un dispositivo con un panel OLED podría costar hasta un 60% más de lo que cuesta integrar esta tecnología en una pantalla con el convencional panel LCD que Apple incluye en sus dispositivos. Este puede ser el motivo real por el que el iPhone no cambió a paneles OLED con la llegada del iPhone 7, y es que no querían aumentar excesivamente el precio del dispositivo hasta el punto de hacerlo prohibitivo, por eso el iPhone especial de 2017 sería la ocasión perfecta para mostrar a todos los usuarios esta tecnología, ya que nos vamos a encontrar sin duda ante un dispositivo “capricho”.

Actualmente, el módulo de control para el 3D Touch cuesta aproximadamente 9 dólares en cada iPhone 7, sin embargo, con la integración de un panel OLED y siempre según las estimaciones de este analista, el módulo pasaría a costar alrededor de 15 dólares. Siempre precios estimados, ya que sinceramente, creo que sólo Apple y el fabricante saben cuánto cuesta realmente el módulo controlador de la tecnología 3D Touch.

El artículo El módulo del 3D Touch podría ser más caro en una pantalla OLED ha sido originalmente publicado en Actualidad iPhone.