El invierno llega a China, y con él se dispara el consumo de carbón para calentar los hogares. Las emisiones de chimeneas y calderas vienen a sumarse a un aire ya cargado de contaminación. El resultado es una atmósfera prácticamente irrespirable en algunas zonas.

Read more…